jueves, 20 de febrero de 2014

"EL LOBITO BUENO", de José Agustín Goytisolo



Érase una vez 
un lobito bueno 
al que maltrataban 
todos los corderos.

 Y érase también 
un lobito malo, 
al que obedecían 
todos los vasallos. 

El lobito malo 
les metió en la guerra, 
y no quedó pueblo 
ni árbol en la tierra. 

No se conocían 
y se iban matando, 
todo por la culpa 
del lobito malo. 

Y vino otra vez 
un lobito bueno, 
al que respetaban 
los pocos corderos 
-que quedaban-. 

Quemaron las armas 
y no hubo más guerra. 
Lobos y corderos 
jugando en la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada