viernes, 31 de diciembre de 2010

"BAILA, BAILARINA" de María Jesús Jabato




Hace tiempo, mucho tiempo,
la abuela fue bailarina,
y danzaba con tutú
sobre un barril de sardinas,

y en la seda de las noches,
las de plata con espinas
brindaban a su salud
con licor de mandarinas.

lunes, 27 de diciembre de 2010

"CONFIDENCIAL" de Rafael Santos Barba



Hoy me he dicho que es el día
de que te diga al oído
eso que quiero decirte,
pero que nunca te digo.

No en voz alta,
no con gritos,
no de lejos:
al oído.

martes, 21 de diciembre de 2010

"¿VIENES A BELÉN?" de María Rosa Serdio


En vez de turrón y polvorones
llevan estrofas con tropezones,
sílabas de pan, tildes de azafrán
y un saco lleno de hiatos con sal.




Por un caminito
camino a Belén,
camina un sapito.
Camina ¿lo ves?

Con su pata rota,
con su lento andar,
con su glo-glo inquieto…
¡Teme no llegar!

Se acerca tortuga,
que sin prisa va.
Se ofrece a llevarle.
¡Bonita amistad!

Y, anda que te anda,
andando y cantando,
llegaron a tiempo
para…¡ el Nuevo Año!

Hicieron gran fiesta
al verlos llegar
porque fue su viaje
luz en Navidad.

jueves, 16 de diciembre de 2010

"EL CARACOL MARTÍN" de Alicia Esain


Se puso a llover en el bosque cuando alguien grito: -¡no me mojes! -. 
¡Qué mal humor! ¡Qué carácter! Tanta elegancia y ¡qué embarque! 
Bajo un llantén, tembloroso, un caracol se cobija
y seca angustiado las gotas de su americana amarilla.
-Este tiempo está revuelto, nadie lo puede entender.
Cuando no llevo paraguas siempre se pone a llover.
¡Estas nubes ya me hartan, nunca se ponen de acuerdo,
que esta americana mengua y de mi abuelo es un recuerdo!
 

Una vez en mi jardín
pasó algo extraordinario:
se vio al caracol Martín
sentado leyendo el diario.
Le pregunté preocupado:
—Oiga señor, ¿qué le pasa?
Él me dijo tristemente:
—Aquí ando, buscando casa.
—¿Qué ha pasado con la suya?
—fue mi pregunta inmediata.
—La he perdido —dijo el pobre—.
¡Un auto casi me mata!
—No se aflija, Don Martín
—le contestó mi hermanita
y en un momento le puso
sobre el lomo, una cajita.
Entonces el caracol
se fue a dormir muy contento
porque en lugar de una casa…
¡Tenía un apartamento!

miércoles, 8 de diciembre de 2010

"ÉRASE UNA AVISPA", de Victoria Martín Almagro

Un farol de mil colores 
adornaba ayer el bosque. 
¿Sabe alguien quién lo puso? 
¿Cómo se subió allá arriba? 
¡Y lo bello que lucía, 
con sus velas encendidas! 
Parecía cosa de hadas 
y era el nido de una avispa.


Érase una avispa
vulgar, gorda y lista.
En su basurero
miraba revistas.
"Quiero ser famosa,
cantante o artista
o, al menos -pensó-,
la protagonista
de una narración".
Buscó un periodista
y halló un escritor.
Se coló en su casa...
¡qué persecución!
¿Cómo entendería 
ese buen señor
lo que ella quería?
Se posa en sus cejas,
luego en su nariz
-o escribe de ella
o se queda allí-.
El escritor dijo:
"¡Mira que me pica!"
y dio un manotazo
a la pobre avispa.

Pero en ese instante
lo imagina todo.
¡Con qué poca vista,
con qué malos modos
le hizo la entrevista!
Y escribe en un folio:
"Érase una avispa
vulgar, gorda y lista..."

jueves, 25 de noviembre de 2010

"LIDIA", de Aurelio González Ovies


He visto una charca
dentro del bosque
con olor a incienso
y juncos de cobre.
He visto mil ranas
con trajes de pana
y sapos cantando
por arte de magia.


miércoles, 17 de noviembre de 2010

"GAFÍN MALAPATA", de Carlos Reviejo.

Gafín Malapata
no va nunca al mar,
pues aunque es pirata
no sabe nadar.

Gafín -¡vaya guasa!-

todo lo estropea;
en todo fracasa

y el mar le marea.

Gafín tiene un barco
todo de papel,
se metió en un charco

y se hundió con él.

Gafín ya se ha muerto;

le van a enterrar
en un verde huerto

muy lejos del mar.


Gafín, el pirata,
se fue a la otra vida

en cofre de plata
con cien salvavidas.

Al cielo ya sube

y -¡maldita sea!-

también en las nubes
Gafín se marea.

martes, 9 de noviembre de 2010

"EL ERIZO Y LA ERIZA", de Gloria Fuertes.

Entre ramas y hojarasca,
en un cómodo agujero,
mil púas sueñan serenas,
sueños de otoño e invierno.

Iba un erizo

andando por el Polo.

Iba muy triste

(no porque fuera erizo),

iba triste porque estaba solo.

-Aquí me moriré de frío,

sin una amiga, sin un amigo,

sin una comida, sin un abrigo,

aquí me moriré de frío.

Se me están helando las púas,

se me están helando los pinchos.

Nieva y nieva,

y sin una bufanda

y sin una madriguera.

¿Cuándo vendrá la primavera?

Me lanzo a lo desconocido,

sea lo que Dios quiera.

(El erizo

una bola se hizo,

y rodó por la ladera)

Pasaron muchos días

y el erizo se despertó,

se desenroscó,

abrió un ojo,

sacudió el hocico,

comió unas florecitas

y ya no tenía frío.

Era una soleada mañana,

la nieve se quedó arriba

en los picos de la montaña.

En esto vió a otro erizo

igual que él.

-¡Cielos! ¡Un hermano! ¡Qué alegría!

-¡No soy un erizo, soy una eriza!

La eriza y el erizo

por fín se casaron.

Y se dieron un abrazo

con mucho cuidado.

domingo, 31 de octubre de 2010

De "COPO DE ALGODÓN", de María García Esperón

Copo de algodón, Flor blanca. Historia de un pueblo escrita con la sal de sus lágrimas, con la dulzura de los amores que se entregan, con la amargura de las despedidas y la muerte. Copo de algodón, cuna de Méjico.

"Mi padre hace sus cosas y sueña sus sueños siempre con el oído atento al pasado, a las enseñanzas y sueños de los antepasados... Los sueños son muy importantes, dice mi padre Moctezuma, porque son los espejos que los dioses nos mandan para mirar la cara del presente"

viernes, 22 de octubre de 2010

"LA CANCIÓN DEL JARDINERO MÁGICO" de Douglas Wright

Que si una cosa, 
que si la otra, 
que si una flor, 
que si una hoja. 
Que si plantar, 
que si regar... 
un mirlo canta... 
¡que si escuchar!

El Jardinero camina
para arriba y para abajo;
caminar por el jardín
parece ser su trabajo.

Se para frente a la flor,
con su regadera roja;
primero le dice “hola”
y después la moja.

El Jardinero se sienta
en un banco de madera,
y descansa él, la flor
y también la regadera.

Una mariposa roja
se posa, quieta, en el suelo,
lo mira un rato en silencio
y después levanta el vuelo.

El Jardinero se queda
mirando pasar la nube;
ésta baja, lo saluda,
y después, otra vez, sube.

Con su regadera roja,
ya regresa el Jardinero,
con su camisa amarilla,
su atuendo y su sombrero.

Hay estrellas en el cielo,
es de noche en el jardín,
ya se duerme el Jardinero,
el día llegó a su fin.

jueves, 14 de octubre de 2010

"LOS TRABAJOS DE CUPERTINA" de María Alicia Esain



La arañita Cupertina,
muy prolija y hacendosa,
teje y teje muchas telas
delicadas y sedosas.


Las adorna con mosquitos
tan negros como el carbón
y las guarda bien dobladas
en el fondo de un cajón.


Piensa abrir una gran tienda
cuando tenga todo listo
y empleará como cajero
al gusano Juan Calixto.


Le coserá los modelos
la modista Inés Urraca,
que hará preciosos vestidos
para gorditas y flacas.


Y para damas friolentas
que quieran lucir hermosas
venderán gruesos mantones
cubiertos de mariposas.

jueves, 30 de septiembre de 2010

"VIENTO DE OTOÑO" de Carmen Gil

Silba entre los troncos
y escondido acecha
y espera un descuido

y te desmelena.

El viento de otoño,

que es muy juguetón,

le despeina el moño

a doña Asunción.

El viento, que vuela,

como lagartija

se mete y se cuela

por cualquier rendija.

A don Barrendero

le esparce las hojas.

Cubre el pueblo entero

de sábanas rojas.

Una vez al año

desnuda al manzano

Desviste al castaño

después del verano.

Roba los sombreros,

les da volteretas:

son volatineros

de las plazoletas.

Y al salir la luna

le canta al oído

canciones de cuna

a un niño dormido.

viernes, 24 de septiembre de 2010

"OTOÑO"




Ya bailan las cañas de este roble anciano,
ya bailan sus hojas la danza de antaño.
De liquen su traje, su capa de escarcha,
sombrero y tirantes: ¡canta, mirlo, canta!

jueves, 16 de septiembre de 2010

"LOS GATOS" de Liliana Cinetto


Tardes en calma,
siesta de gatos
sobre cojines
de musgo blando.
Tardes serenas,
se está nublando,
caen cuatro gotas,
corren los gatos.


A los gatos les gusta
subir al cielo
trepando una escalera
de caramelo.
Les gusta hacer cosquillas
a las estrellas

con los bigotes largos

y las orejas.
Les gusta hacerles bromas
a los ratones,
jugar a la rayuela,
pasear de noche
y cantarle a la luna

sus serenatas
hasta que los descubre
la madrugada.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

"LA BODA DE CAFÉ CON LECHE" de Zandra Montañés

Septiembre trae viento,
trae baile de hojas
y Zandra muy presta
nos anuncia una boda.


Doña Blanca Leche,
la de la nevera,
muy vitaminada
leche de primera,
se quiere casar
con hombre moreno,
de enorme prestigio
y de olor muy bueno.

Ha puesto un anuncio
dentro del mercado
buscando ese novio
que tanto ha soñado.
La llamaron muchos
buenos pretendientes
y, a ninguno quiso,
la muy exigente.

Vino en la mañana
el novio añorado,
un chico moreno,
negrito, tostado.
Los dos se casaron
dentro de un tazón
y café con leche
es la invitación.

Se vino a la boda
el pan orgulloso,
jugo de naranja
y un huevo curioso.
Se vistió de crema
Doña Mantequilla
y la mermelada
llevó su sombrilla.

Y en esta boda
de café con leche
se fueron juntando
todos, uno a uno,
en esa bandeja
de mi desayuno.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

"LA VACA DE HUMAHUACA" de Mª Elena Walsh

Nunca es tarde para nada,
nos lo dice este poema
o mejor dicho esta fábula,
que tiene su moraleja.


Había una vez una vaca
en la Quebrada de Humahuaca.


Como era muy vieja, muy vieja,
estaba sorda de una oreja.

Y a pesar de que era abuela,

un día quiso ir a la escuela.

Se puso unos zapatos rojos,

guantes de tul y un par de anteojos.

La vio la maestra asustada

y le dijo: “estas equivocada”.

La vaca, vestida de blanco,

se acomodó en el primer banco.

Los chicos le tiraban tiza

y no podían más de risa.

Y como el bochinche aumentaba,

en la escuela nadie estudiaba.

La vaca, de pie, en un rincón,

rumiaba sola la lección.

Un día todos los chicos

se convirtieron en borricos.

Y en ese lugar de Humahuaca

la única sabia fue la vaca.

jueves, 19 de agosto de 2010

"MEDIA LUNA" de Carla Dulfano


Sobre tejos y serbales
surgió una luna nueva;
a lomos de
Carla llegó
y a cenar quedaron ellas.


-¿Viste la luna? Está rota-
comenta Pepe a Mireya
-¿Quién la puede arreglar?-
afligida contesta ella.>

-Mi papá asabe de todo
arregla bujías y caños.
Pero nunca tiene tiempo
no ha visto la luna en años-.

Una idea se me ocurre
para completar la luna:
la mitad de algún melón
o una rica medialuna...

Y van con una escalera
a enmendar la luna rota.
Llevan una ensaladera
y también una pelota...

No logran llenar la luna.
Para llegar al cielo, aun les falta.
Dice Pepe preocupado:
-¡La escalera no es tan alta!-

Ambos se dan por vencidos
y se olvidan del problema...
hasta un día en que ellos notan
que la luna ya está entera.

-¡Eh, Mireya! -grita Pepe.
-Te lo dije el otro día:
que a la pobre luna rota
mi papá la arreglaría.

lunes, 9 de agosto de 2010

"CULTIVO UNA ROSA BLANCA" de José Martí.

Una lengua de frío
ha cubierto de blanco
los verdes y ocres. Cientos de rosas blancas
danzan boleros
por todo el bosque.


Cultivo una rosa blanca
en junio como enero
para el amigo sincero
que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca
el corazón con que vivo,
cardo ni ortiga cultivo;
cultivo la rosa blanca.

lunes, 2 de agosto de 2010

"MENTIRAS DE AZÚCAR" de Gloria Fuertes

Una alfombra de menta y guirnaldas con clavo le pondremos a Gloria en su puesta de largo.


Hemos de procurar no mentir mucho.

Sé que a veces mentimos para no hacer un muerto,

para no hacer un hijo o evitar una guerra.

De pequeña mentía con mentiras de azúcar,

decía a las amigas: "Tengo cuarto de baño"

—mi casa era pobre con el retrete fuera—.

"Mi padre es ingeniero" y era sólo fumista,

¡pero yo le veía ingeniero ingenioso!

Me costó la costumbre de arrancar la mentira,

me tejí un vestido de verdad que me cubre,

a veces voy desnuda.

Desde entonces me quedo sin hablar muchos días.

martes, 27 de julio de 2010

"EL ÁRBOL" de Antonio A. Gómez Yebra

En la trastienda del bosque, bajo el altar de un reino desconocido, han sembrado copos de luz y cánticos, que atraen al príncipe de los mirlos.


El árbol, el árbol
no tiene patas,
sólo mueve las hojas
que hay en sus ramas.

El árbol, el árbol
tiene un amigo
que le cuenta las cosas
que han sucedido.

El árbol, el árbol
es una casa
donde cantan los pájaros
y las chicharras.

El árbol, el árbol
está contento
porque trepan los niños
hasta su cuello.

lunes, 26 de julio de 2010

"LA HIGUERA" de Juana de Ibarbourou


El bosque trae consigo el frescor antiguo de una infancia entre huertas; el mirlo ha esparcido en el aire aroma de higos verdes de julio.

Porque es áspera y fea,
porque todas sus ramas son grises,

yo le tengo piedad a la higuera.
En mi quinta hay cien árboles bellos:

ciruelos redondos,
limoneros rectos
y naranjos de brotes lustrosos.

En las primaveras,
todos ellos se cubren de flores
en torno a la higuera.
Y la pobre parece tan triste
con sus gajos torcidos que nunca
de apretados capullos se visten...

Por eso,

cada vez que yo paso a su lado,
digo, procurando
hacer dulce y alegre mi acento:
-Es la higuera el más bello
de los árboles en el huerto.
Si ella escucha,

si comprende el idioma en que hablo,
¡qué dulzura tan honda hará nido
en su alma sensible de árbol!

Y tal vez a la noche,

cuando el viento abanique su copa,
embriagada de gozo, le cuente:

-Hoy a mi me dijeron hermosa.

"SUEÑO DE LOS CABALOS" de Jorge Luis Peña Reyes

miércoles, 21 de julio de 2010

"EL SAPO VERDE" de Carmen Gil

Pan de canela, ambrosía del bosque; miel de nenúfares untada en el pan nos prepara Carmen para desayunar.

Ese sapo verde
se esconde y se pierde;
así no lo besa
ninguna princesa.

Porque con un beso
él se hará princesa
o príncipe guapo;
¡y él quiere ser sapo!

No quiere reinado
ni trono dorado,
ni enorme castillo
ni manto amarillo.

Tampoco lacayos
ni tres mil vasallos.
Quiere ver la luna
desde la laguna.

Una madrugada
lo encantó algún hada;
y así se ha quedado:
sapo y encantado.

Disfruta de todo
se mete en el lodo
saltándose, solo,
todo el protocolo.

Y le importe un pito
si no está bonito
cazar un insecto
¡que nadie es perfecto!

¿Su regio dosel?
No se acuerda de él.
¿Su sábana roja?
Prefiere una hoja.

¿Su yel mo y su escudo?
Le gusta ir desnudo.
¿La princesa Eliana?
Él ama a una rana.

A una rana verde
que salta y se pierde
y mira la luna
desde la laguna.

"EL CUCÚ FUGITIVO" y Alejandra Erbiti


Temprano, en un claro del bosque, se escucha un nuevo cantar. De puntillas y en silencio colgó Alejandra su tic-tac.

A un relojero de Suiza
nadie le quiere creer,
un cucú, que estaba roto,
¡se le escapó del taller!

Era un precioso reloj
que atrasaba un cuarto de hora
y para que él lo ajustara
se lo trajo una señora.


Cuando el relojero abrió
su taller por la mañana,
el pajarito cucú...

¡se escapó por la ventana!

-¿Adónde vas? ¡No te vayas!-
gritaba el hombre asombrado.

Pero el cucú no hacía caso

y volaba entusiamado.


En los árboles del pueblo
conoció a otros pajaritos:
gorriones y petirrojos,

palomas y periquitos.

Un cuervo, que hablaba suizo

trajo un mensaje al taller:
-¡Olvídese del cucú
porque no piensa volver!-

Por la tarde fue la dueña
a ver cómo estaba el cucú.

El relojero, nervioso,

no podía decir ni "mu".

-Ha sucedido algo extraño-
dijo, al fin, a la señora
-el cucú se me escapó

pero el reloj ¡ya está en hora!-

martes, 20 de julio de 2010

"VIENE LA ABUELA" de Mercedes Calvo


"Un columpio de hiedras y hierbabuena le ha hecho el mirlo para la abuela".

Por el umbral del cielo
viene la abuela
trayéndome manzanas
para la escuela.

Se detiene en la puerta
no quiere entrar
cae la lluvia de junio
sobre el cristal.

Yo froto las manzanas
con mi pañuelo
mientras borra
caminos
el aguacero.

Toda la tarde hablamos
de aquí y de allá
porque hay muchas maneras
de conversar.

"DEDOS DE LLUVIA" de Jano Antrix


Y ha seguido lloviendo en el bosque... y el viento trajo desde Chile soplo de agua y versos...


La lluvia con sus deditos
está jugando en la charca
dibujando redondelas
que se cruzan y se agrandan.

La lluvia con sus deditos
y manos acristaladas.

La lluvia se emborrachó
tanto que se está cayendo
y arma el tremendo barullo
bailando encima del techo.

La lluvia tiene mil patas
con zapatillas de hielo.

Se puso triste la lluvia
y llora desconsolada
sus lágrimas de silencio
me las pega en la ventana.

La lluvia por pura envidia
quiere meterse en mi cama.

El viento que iba pasando
se detuvo a consolarla
la lluvia juega al pillarse
con el viento que la atrapa.

El viento junto a la lluvia
le hace cosquilla a mi casa.

lunes, 19 de julio de 2010

"¡A PISAR LOS CHARCOS!" de Pedro Villar


Ha llovido en el bosque... y Pedro le ha pedido a la lluvia que esparza charcos de papel de plata donde chapoteen el raitán y la lavandera.


A pisar los charcos
a tocar el cielo,
a mirar las nubes
dentro de un espejo.
Vamos muy deprisa
hay agua en la calle,
a pisar los charcos
que no falte nadie.
Bailan las estrellas
en el firmamento,
reflejo en el agua,
corazón abierto.

miércoles, 14 de julio de 2010

"CADA NOCHE LA LUNA TOCO" de Asunción Carracedo


Y así es como Asunción cuelga en nuestro bosque el faro de cada noche. Y el príncipe lo celebrará con su canto, segundo a segundo, hora a hora, cada mañana.



Cada noche, la luna toco

con la punta de mis dedos.


Cierro los ojos,

los dos ojos cierro

que la luna se enfada

si le hacen trampas.


Cierro los ojos

y abro los sueños.


En mi cama,

a la luna

a mi lado

le hago un hueco.


Yo me pregunto:

¿tendrá frío la luna?

¿y miedo?


Yo no quiero

que la luna esté solita.

Ay, pobrecita,

del cielo colgada

en la noche oscura

hasta la madrugada.


Que me da pena,

penita,

la luna,

pobrecita,

ay… tan solita.


Luna, lunita

te dejo mi almohada

de seda bordada

que tus cabellos de plata

se enreden entre las sábanas

de mi alma blanca.


Luna, lunera

que no te de vergüenza

entra por la ventana.

¡Corre, ven ligera!


Te dejo mis cuentos

llenos de amigos,

y te leo un ratito

hasta que venga el sueño

a hacernos compañía,

hasta que llegue de nuevo

la luz del día.