miércoles, 26 de marzo de 2014

"CANCIÓN DE CARNAVAL", de Ángel Mendoza


El pirata es un doctor
y el doctor, una princesa.
La princesa, un domador,
y el domador, una fiera.

Y la fiera es un melón,
y el melón es una pera.
La pera, un aviador,
y el aviador una estrella.

Y la estrella, un policía.
¡Madre mía!
¿Quién es quién en esta fiesta?

jueves, 20 de febrero de 2014

"EL LOBITO BUENO", de José Agustín Goytisolo



Érase una vez 
un lobito bueno 
al que maltrataban 
todos los corderos.

 Y érase también 
un lobito malo, 
al que obedecían 
todos los vasallos. 

El lobito malo 
les metió en la guerra, 
y no quedó pueblo 
ni árbol en la tierra. 

No se conocían 
y se iban matando, 
todo por la culpa 
del lobito malo. 

Y vino otra vez 
un lobito bueno, 
al que respetaban 
los pocos corderos 
-que quedaban-. 

Quemaron las armas 
y no hubo más guerra. 
Lobos y corderos 
jugando en la tierra.

viernes, 7 de febrero de 2014

"LAS COSAS", de Gloria Fuertes


Las cosas, nuestras cosas,
les gustan que las quieran;
a mi mesa le gusta que yo apoye los codos,
a la silla le gusta que me siente en la silla,
a la puerta le gusta que la abra y la cierre
como al vino le gusta que lo compre y lo beba,
mi lápiz se deshace si lo cojo y escribo,
mi armario se estremece si lo abro y me asomo,
las sábanas son sábanas cuando me echo sobre ellas
y la cama se queja cuando yo me levanto.
¿Qué será de las cosas cuando el hombre se acabe?
Como perros las cosas no existen sin el amo.

jueves, 23 de enero de 2014

"LA PLAZA TIENE UNA TORRE", de Antonio Machado



La plaza tiene una torre,
la torre tiene un balcón,
el balcón tiene una dama,
la dama una blanca flor.
Ha pasado un caballero
-¡quién sabe por qué pasó!-
y se ha llevado la plaza,
con su torre y su balcón,
con su balcón y su dama,
su dama y su blanca flor

jueves, 16 de enero de 2014

"EL NIÑO DE LA MONTAÑA", de Felipe Rugeles



El niño de la montaña,
lejos, muy lejos del mar,
hizo barcos de papel
y el agua los puso a andar.

Por los caminos del agua 
los barcos de papel van.
Salieron del mismo puerto.
¡Quién sabe hasta dónde irán!

Sopla los barcos el niño
y navegan al azar.
¡El niño de la montaña,
nacido lejos del mar!

(Imagen: Christian Frank)

miércoles, 25 de diciembre de 2013

"EL MUÑECO DE NIEVE", de Tomás Calleja Guijarro


Pon la bufanda al muñeco
de nieve, que tiene frío.
Y un sombrero en la cabeza,
que está calvo el pobrecito.

Ponle en la mano un paraguas,
que no le moje la lluvia.
Que si la lluvia le cala,
se disuelve como azúcar.

Que sea el paraguas grande
para que no le dé el sol.
Es tan delicado el pobre
que se deshará en sudor. 

viernes, 6 de diciembre de 2013

"CANCIÓN ENAMORADA", de Ramón Suárez


Cómo te digo
desde qué barco de papel
-gira en mi sangre un carrusel-
que quiero ser tu amigo...

Ni hay cupo en mi cuaderno
para más corazones.
Le pregunté al espejo
y dijo que el infierno
son estas vacaciones 
porque estás lejos.

Cómo te digo
desde qué barco de papel
-gira en mi sangre un carrusel-
que quiero ser tu amigo...

Desde qué papagayo
mi corazón hará piruetas
cuando me des el sí
y luego como el rayo
venga en mi bicicleta
por ti, sólo por ti.   

domingo, 1 de diciembre de 2013

"AMOR POR EL CIELO", de Edith Mabel Russo


Asómate a la ventana
o si quieres al balcón
que por el celeste cielo
hoy pasaré con mi avión.

Con mis ojos bien cerrados
yo ya lo estoy pilotando…
si cierras tus dos ojitos
lo descubrirás cruzando…

En lo alto escribiré:
“te espero a las veintitrés”
o “¿qué tal si nos casamos?,
eso, si vos lo querés”.

Daré una vuelta redonda
y al regresar con mi avión,
escribiré: “eres tan dulce,
tan dulce como un bombón”.

Y si las nubes lo borran,
pondré que “eres mi alegría
y ya no puedo hacer nada
pues pienso en ti todo el día”.

O mejor…por no ocupar
tanto lugar en el cielo,
con humito color rojo
sólo escribiré: “te quiero”.

sábado, 23 de noviembre de 2013

"LA RONDA DE LAS HOJAS", de Filomena Codorniu Almazán


 
Meciéndose suavemente
las hojas cayendo van.
Se detienen un instante
y siguen cayendo más.
 
 
Sssssss... Ssssss... Ssssss...
dice el viento entre las ramas.
Sssss... Ssss... Ssss...
¡El otoño vino ya!
 
Las hojas hacen la ronda
y se ponen a jugar.


viernes, 15 de noviembre de 2013

"LA LUNA", de Frida Schultz de Mantovani


Se apagaron las estrellas:
la luna duerme

Para que no se caiga,
¿quién la sostiene?
En el agua del río
puede caerse.

¡Cuidado, luna, 
que el río tiene
piedrecitas de colores,
algas y peces!

Te morderán toda
para comerte.
¡Cuidado, luna!
¿Quién te sostiene?

¡Si te quedas dormida
vas a caerte!   

lunes, 4 de noviembre de 2013

"CANCIONCILLA DE LA TIERRA", de Apuleyo Soto


La Tierra es redonda
como una naranja.
Da vueltas al Sol
y nunca se cansa.
Y nunca se cansa,
y nunca se cansa.

La Tierra está llena
de plantas y flores.
En la Tierra vuelan
aves de colores:
águilas, palomas
y los ruiseñores.

La Tierra se viste
de nubes de tul.
Y sobre las nubes
hay un cielo azul.
Sube que te sube.
Y en las nubes...¡tú!   

miércoles, 31 de julio de 2013

"LO QUE ES Y NO ES", de Paco Abril


¿Qué significa
lo que parece
que nada significa?
Significa
lo que ves,
y también
lo que no ves.
Significa
lo que es
y lo que crees
que no es
porque no lo ves. 

martes, 18 de junio de 2013

"FRUELA", de Aurelio González Ovies



Qué raro que tarde tanto...,
qué raro que no volviera,
si dejó las zapatillas
como otros días a la puerta.
Si se marchara de viaje,
me limpiaría la caseta
y me daría comida
y un bote con agua fresca.
Hace un mes que no aparece;
ya olfateé en la taberna,
no lo han visto ni en el pozo
ni en el bosque ni en la era.
Voya a esperar unos días
y a ver si alguien me orienta.
Voy a recorrer el pueblo
y a llegarme hasta la iglesia.
La última vez, me parece, 
cuando le dolían las piernas
lo llevaron dos señores
de una furgoneta negra.
Y allí está noche tras noche
ladrando y aullando Fruela,
entre un blanco cementerio
y una sola y vieja escuela.   

lunes, 29 de abril de 2013

DE "EL IDIOMA SECRETO", de María José Ferrada


(...) Quería un idioma
para nombrar nuestros recuerdos.

Un idioma secreto con palabras de pájaros y colmenas. Un idioma de higos.

Pasé todo un verano buscando las semillas 
para construir ese alfabeto.
Y ese fue también el último verano de mi abuela.

Vinieron días y días de silencio
luego de que mi abuela se convirtiera en mariposa.

Pero llegó la primavera
y comenzó otra vez
la marcha de los caracoles al ritmo de los brotes.

Entonces pasó.
Nuestra memoria floreció de pronto
en las nubes,
en el viento,
en la historia del manzano.
(...)    

domingo, 24 de marzo de 2013

"LA PRIMAVERA", de Aurelio González Ovies




En bicicleta llega
la primavera
y trae un mandilón
y una pamela.

Azul el canesú
como los lirios
y los bolsillos rojos
como las fresas.

En la pamela tiene
un lazo y una cinta,
amarillo con blanco
de margarita.

En bicicleta viene
la primavera
y su bici es tan verde
como la hierba.

Como los girasoles
son las dos ruedas
y por donde ella pasa
saldrán violetas.

martes, 12 de marzo de 2013

"LA HORA DE LOS RELOJES", de Fran Nuño


 
Hay una hora secreta
en la que el mundo se detiene,
todo se paraliza,
nadie se mueve...
Y los relojes salen,
hacen sus recados,
se cuentan poemas,
dan paseos,
se divierten...
 
Antes que el tiempo se cumpla
a nuestras muñecas vuelven,
a las mesas, a las torres,
a las paredes...
Y contando segundos
esperan
a la hora que viene.


martes, 19 de febrero de 2013

"AMOR CON FALTAS DE ORTOGRAFÍA" de Liliana Cinetto




Él le escribía mil cartas
que ella nunca respondía.
Eran cartas con amor
y faltas de ortografía.
En laberintos de letras
se perdía a cada instante.
Sus mensajes tropezaban
con todas las consonantes.
Nunca encontraba la erre
y le faltaban las comas
o en lugar de usar la ge
ponía siempre la jota.
En el mar de las palabras
naufragaba cada día
su amor que no respetaba
las reglas de ortografía.
Necesitaba la zeta
para poder abrazarla.
Con las haches que sobraban,
sería imposible amarla.
Enredado en alfabetos,
buscaba su corazón
cómo decir que la amaba
sin signos de puntuación.
Con litros de tinta verde
lo ayudaba la maestra
y corregía las cartas
que no tenían respuesta.
Pero ella seguía ignorándolo
y él decidió hablarle un día.
(Al fin y al cabo no hablaba
con faltas de ortografia).
Le dijo que la quería
con todo el abecedario.
Prometió estudiar las reglas
y comprarse un diccionario.
Ella aceptó y los dos juntos
escriben desde ese día
su hermosa historia de amor
sin faltas de ortografía.

domingo, 10 de febrero de 2013

EL VIAJE DEL SAPO, de Liliana Cinetto



Con muy poquito equipaje
que preparó en un segundo
el sapo se fue de viaje
para dar la vuelta al mundo.

El ciempiés le regaló
una sombrilla de trébol
y con un papel de diario
le hizo un gorro marinero.

Con ovillos de neblina
la araña le habia tejido
una bufanda plateada
por si hacía mucho frío.

Zarpó en un barco de otoño
hecho con hojas doradas
cuando el viento dibujaba
garabatos en el agua.

Lo despidieron dos ranas
desde un charquito, en la orilla
que agitaban en el aire
su pañuelo con puntillas.

Navegó por el arroyo
justo hasta el atardecer.
Navegaba rumbo al mar
que soñaba conocer.

El horizonte a lo lejos
ya se teñía de rojo
porque el sol se iba a acostar
mientras le guiñaba un ojo.

Y con rumbo al mar se fue
conversando con la luna
que le cantaba a la noche
su blanca canción de cuna.