domingo, 30 de diciembre de 2012

"EL LÁPIZ Y LOS NÚMEROS", de Liliana Cinetto

Il. de Nareme Melián
Por el tobogán del uno
vino un lápiz una vez
y al dos le hizo un par de rulos
usando de peine al tres.
Se sentó un rato en el cuatro
(que es una silla al revés)
y le rascó la barriga
al cinco a la hora del té.
Guardó enseguida un secreto
en el bolsillo del seis
y con las espada del siete
¡ay! se pinchó sin querer.
Vio al ocho y le acomodó
el moño en un santiamén
y le prestó un globo al nueve
que saltó en un solo pie.
Se iba quedando sin punta
y antes de irse del papel
se llevó rodando al cero
para ponerlo en el diez.   

domingo, 25 de noviembre de 2012

"LA PUERTA DE LA POESÍA", de Rafael Santos Barba




Esta es la puerta 
de la poesía,
que abre de noche
y abre de día.

Esta es la puerta
por la que pasan
los que adivinan
adivinanzas.

Esta es la puerta 
por la que miran
niños que juegan
con retahílas.

Esta es la puerta
por la que cruzan
padres que cantan 
junto a una cuna.

Esta es la puerta
por la que salen
abuelos sabios
con sus romances.

Esta es la puerta
de una aventura
que es para todos;
también es tuya.

Esta es la puerta
para que sueñes,
para que rías,
para que pienses.

Esta es la puerta
de la poesía,
que abre de noche
y abre de día.  

lunes, 5 de noviembre de 2012

"LA CANCIÓN DEL NIÑO QUE QUERÍA IR A LA LUNA", de Aguaviva




Quiero plantar un árbol en la luna, madre,
porque la hermosa luna es sorda y fría;
quiero tejer un nido de gorriones, madre,
en la luna que es gris y que no alienta;
quiero estrechar la mano al selenita, madre,
aunque sea de piedra y de silencio;
quiero apoyar con fuerza mis labios en la luna, madre,
como si fuera un tibio cutis de muchacha.

Quiero plantar un árbol en la luna, madre;

quiero tejer un nido de gorriones, madre;
quiero estrechar la mano al selenita, madre;
quiero apoyar mis labios en la luna, madre.

Quiero que cuando lleguen los sabios hombres a la luna, madre,

aprendan de una vez lo que es un árbol, un gorrión,
la mano de un amigo
y un rostro al que se ama;
porque los sabios hombres, madre, casi lo han olvidado.


 

domingo, 28 de octubre de 2012

"EL PAJARITO COJO", de Adriano del Valle


No la ha visto nadie,
ni siquiera el aire,
pajarito sabio que todo lo sabe.
Volando, piando, se perdió una tarde,
que también a Roma se va por el aire.
Al volver traía, sin culpar a nadie,
la patita rota, mojada en su sangre.
Le curé la herida con sal y vinagre,
le anillé la pata con un fino alambre.
¡Ay cómo piaba llamando a su madre!
El alpiste, el agua, ni la sed ni el hambre
le saciaban nunca de volver al aire,
de seguir volando, su peregrinaje.
Voló sin muletas, cojito, en el aire.
No le ha visto nadie,
ni siquiera el aire,
pajarito sabio que todo lo sabe...  

domingo, 14 de octubre de 2012

"LIMONERO", de Pedro Juan Vignale



¡Cuántos soles se han quedado
prendidos al limonero,
cuántos soles amarillos,
jardinero!

-Para este verano,
tú me exprimirás
un sol en el vaso.

Que yo quiero
sorberlo,
sobre el campo azul,
jardinero,
bajo el cielo verde.

lunes, 24 de septiembre de 2012

"VOLANDO PALABRAS", de Antonio García Teijeiro


Yo quiero reír.
No quiero llorar.
Yo quiero sentir
el verde del mar.

El verde del mar
y el azul del cielo.
Yo quiero, yo quiero
tal vez navegar.

Sí, sí, navegar
arriba, en el cielo.
Tratar de volar
de espaldas al suelo.

Un pájaro, un pez,
yo quisiera ser,
y poder cruzar
las nubes y el mar.

jueves, 13 de septiembre de 2012

"ESCONDITE INGLÉS", de Carmen Martín Gaite



Una, dos y tres,
escondite inglés,
a esa niña de rojo
ya no la ves.

Jugaba con naranjas,
les mordía el zumo,
arrancaba tomillo,
niña de humo.

Baja a la calle,
vuelve a subir,
las estrellas la miran
no se quiere dormir.

Cuéntame un cuento,
cuéntame ciento,
dame la mano,
se la llevaba el viento
de aquel verano.

Una, dos y tres, 
escondite inglés,
a esa niña de rojo
ya no la ves.

martes, 21 de agosto de 2012

"MEDIO POEM", de Beatriz Giménez de Ory


El gallo veleta tien
medio pico y media cres,
una pata y una alit,
un ojo y una pechug,
solo un muslo y media leng.

Sabe que ha perdido algo
pero no recuerda qué.

-Si dejas de girar, te lo diré:
¡Has perdido tu mitad!
¿Quieres parar de una vez?

(Poema entresacado del libro "Los versos del libro tonto")
 

miércoles, 8 de agosto de 2012

"LA SIRENA FLORA", de Beatriz Giménez de Ory



La sirena Flora llora
por las esquinas del mar.
Como el mar no tiene esquinas,
no sabe dónde llorar.

Aprendió muchas canciones,
pero no quiere cantarlas,
pues son tristes, de marinos
que se hundieron en el agua.

La sirena Flora llora
por los rincones del mar.
El mar no tiene rincones,
no sabe dónde llorar.

Pero mira arriba y ve
¿peces globo de colores?
¿peces grandes voladores?
cayendo al mar.

Y la sirena Flora
nada que nada
delante y detrás.

¡No son peces,
sino versos libres,
sueltos,
por los rincones del mar!

El mar no tiene rincones, pero eso ¡qué mas da!
Flora ahora ríe y ríe,
nada y nada
delante y detrás.

¡Ya tiene versos nuevos
para cantar!

miércoles, 25 de julio de 2012

"AMANECER", de Ana ROssetti

Entre montaña y montaña
va saliendo la mañana
sonrosando todo el cielo.

De pronto, asoma su fuego
la alegre bola del sol
derramando su color
dorado sobre la fuente.
Centellea el borde verde,
cuajado de lentejuelas.

Las flores de la pradera
desperezan sus corolas
y de los árboles brotan
hermosas coreografías
que, con gran algarabía,
los pájaros van trenzando.

¡Ya se ha despertado el campo!

martes, 10 de julio de 2012

"¡QUE LLUEVA!", de Antonio A. Gómez Yebra




¡Que llueva, que llueva y llueva,
que baje el aguadel cielo,
que deje el aire muy limpio
y que empape todo el suelo!

¡Que no deje de llover
día y noche, noche y día, 
que se bañen los gorriones
y que el labrador sonría!

¡Que el agua siga cayendo
y que lo haga sin prisa,
para que se lave todo,
incluida mi camisa!

¡Que llueva, que llueva y llueva,
y yo, sequita en mi cueva!

viernes, 29 de junio de 2012

"NOCTURNO" de Ana Rossetti


 Noche de luna llena.
Los grillos cantan;
el agua del estanque
se ha vuelto blanca.
Pero cuando una nube
volando pasa
y el farol de la luna
de pronto tapa,
encienden luciérnagas 
miles de lámparas.
Mil estrellas flotando
en la enramada.
Ahora es dorado el bosque;
antes, de plata.

domingo, 17 de junio de 2012

"EL POZO DEL PATIO", de Manuel Jurado



En el centro del patio, 
bajo la verde parra,
un pozo silencioso
de agua tranquila y clara.

El verano se cuela
entre las verdes ramas
y los racimos nuevos
cuelgan sus rubias lámparas.

¡Qué silencioso el patio,
qué tranquila es el agua!
Agua clara y profunda,
misteriosa y callada.

En el fondo del pozo,
la luna triste y pálida
se refleja de noche
en su espejo de nácar.

En el centro del patio
de aquella vieja casa,
el pozo ya no tiene
agua profunda y clara.

domingo, 10 de junio de 2012

"LAGARTIJA", de Antonio A. Gómez Yebra

Son las cuatro, silencio,
por la rendija
se ha asomado, risueña,
la lagartija.

Bajo un sol asfixiante,
ráfaga verde,
entre luces y sombras,
pronto se pierde.

¿En la hora de la siesta
tanto trajín? 
¿Vas buscando un tesoro
por el jardín?

Lagartija curiosa,
rabo de cuerda,
ten cuidado del perro
¡que no te muerda!

lunes, 4 de junio de 2012

"COMETAS O GAVIOTAS", de Manuel Jurado



En el aire limpio,
las gaviotas blancas
parecen cometas
con flecos de plata.

Las blancas gaviotas
vuelan, gritan, rajan
el aire azulado
de las tardes claras.

Vuelan las cometas,
las gaviotas bailan,
los niños aplauden
al borde del agua.

El sol de ocaso
cae sobre la playa;
las gaviotas vuelan
las cometas bailan.

domingo, 20 de mayo de 2012

"¡HOLA, OLA!", de Aurelio González Ovies



Hola, ola, hola,
Vienes y te vas.
Tan pronto llegaste
como ya no estás.

Ola, hola, ola.
Te veo y te esfumas.
Tan pronto eres agua
como eres espuma.

Hola, ola, hola.
Si la mar se calma
¿a qué te dedicas,
en dónde te guardas?

Ola, hola, ola.   
¿Merece la pena
navegar tantísimo
para hacerse arena?

Hola, ola, hola.
Báñame los pies,
vete al horizonte
y vuelve otra vez.

Adiós, ola, adiós.
¡Qué mojada estás!
Túmbate en la roca
y ponte a secar.

miércoles, 25 de abril de 2012

"EL CANTO DE LA MAR", de Marc Granell



La mar no deja
nunca de cantar
bellas canciones
de sol y de sal,
baladas tristes
de viajes largos
en grandes buques
negros y blancos
que entre los hielos,
¡ay!, naufragaron.
La mar no deja
nunca de cantar.
Abre el corazón 
y ponte a escuchar.

domingo, 22 de abril de 2012

"GALÁN", de Federico García Lorca



Galán, 
galancillo.
En tu casa queman tomillo.

Ni que vayas ni que vengas,
con llave cierro la puerta.

Con llave de plata fina.
Atada con una cinta.

En la cinta hay un letrero:
"Mi corazón está lejos".

No des vueltas en mi calle.
¡Déjasela toda al aire!

Galán,
galancillo.
En tu casa queman tomillo.

domingo, 15 de abril de 2012

"ESCRIBIENDO", de Rafael Cruz-Contarini

Si escribo puedo decir
estrella, sol o lucero,
o lunasol o celeste,
o luz que brilla en el cielo.

Si escribo puedo cambiar 
todo lo que estoy viendo,
un árbol que es una flecha,
un pez que fuera su arquero,
o una lámpara de noche
y que dentro tiene un genio;
un soplo sobre mi cara
que de pronto se hace viento,
y una historia que ha ocurrido
que ya está escrita en un cuento. 

domingo, 18 de marzo de 2012

UNA FIESTA EN EL JARDÍN", de Ayes Tortosa



Trajes de raso y sombreros...
Hoy es fiesta en el jardín.

Don Pingüino, de etiqueta.
¡Qué elegancia!

Don Tucán viste un gabán.
¡Qué importancia!

Doña Avestruz luce un collar.
¡Qué arrogancia!

Doña Avutarda lleva un plumero.
¡Qué extravagancia!

Trajes de raso y sombreros...
Hoy es fiesta en el jardín.

¡Un aplauso al camarero!

domingo, 26 de febrero de 2012

"MI SUEÑO", de Juan Manuel Rodríguez Tobal



Tengo un sueño bien guardado
en una cajita blanca
con un lazo azul de seda.
No me pidas que la abra.

Son tan viajeros los sueños,
tan volanderas sus alas,
que sé que lo perdería
si el lazo yo le quitara.

Mi sueño duerme conmigo
de noche, bajo la almohada.
¡Qué alegría al despertar
sentir que sigue en su caja!

miércoles, 15 de febrero de 2012

"EL BOSQUE DE MI ABECEDARIO", de Pedro Villar



De la A elijo
la palabra árbol,
la palabra amigo,
la palabra alto.
 De la B elijo
beso, boca, barco.
De la C camino,
caracola, canto.
De la CH elijo
chimenea, charco.
De la D doy, dame,
dedo, duda, dado.
De la E elijo
estrella, enamorado.
De la F flor,
feria, fuente, faro.
De la G el grillo,
la gaviota, el gato.
De la H huella, 
hijo, hoja, hermano.
De la I idea,
isla, ilusionado.
De la J elijo
juglar, jazmín, jarro.
De la K elijo
kiosco, liogramo.
De la L elijo
luna, libro, labio.
De la LL elijo
llanto, lluvia, llano.
De la M madre, 
mar, mejilla, mano.
De la N nido,
nube, noche, nado.
De la O elijo
ola, otoño, ocaso.
De la P poesía, 
paz, puente, patio,
pez, palabra, pájaro.
De la Q querer
quebrado.
De la R raíz,
risa, rima, ramo.
De la S elijo
sur, silencio, salto.
De la T elijo
tapia, teja, tacto.
De la U, único
unido universo.
De la V viaje, 
vocal, vaso, verso.
De la W y la X
casi ya ni hablo.
De la Y yo-yo.
De la Z zoco, 
zaguán, zapato.

Estos son los versos 
de mi abecedario, 
estas son las hojas
de mi calendario.

domingo, 5 de febrero de 2012

"LA BICICLETA", de Eugenio Montejo



La bici sigue a la cleta
por una ave siempre nida
y una trom suena peta...
¡Qué canción tan perseguida!

El ferro sigue al carril
por el alti casi plano,
como el pere sigue al jil
y el otoño a su verano.

Detrás del hori va el zonte,
detrás del ele va el fante,
corren juntos por el monte
y a veces más adelante.

Allá se va el corazón
en aero plano plano
y con él va la canción
escrita en caste muy llano.




sábado, 28 de enero de 2012

"PARA QUÉ", de Marina Romero


El lápiz, para escribir,
la goma, para borrar,
y las notas del piano
para cantarte un cantar.

El libro, para leer,
la flauta, para tocar,
y el camino hacia la escuela
para andar y desandar.

Los oídos, para oír,
los ojos para mirar
las maravillas del mundo
que se van a desgastar.

La boca, para decir
lo que te voy a contar
en las noches de la luna
sentados junto al pajar.

Las manos, para coger
lo que no te quiero dar,
mi corazón marinero
porque ya se ha hecho a la mar.

domingo, 15 de enero de 2012

"VOY A CONTAR UN CUENTO", de María Elena Walsh



Voy a contar un cuento.
A la una, a las dos y a las tres:
Había una vez.

¿Cómo sigue después?
Ya sé, ya sé.
Había una casita,
una casita qué.
Me olvidé.

Una casita blanca,
eso es, 
donde vivía uno
que creo era el Marqués.

El Marqué era malo,
le pegó con un palo
a... No, el Marqués no fu.
Me equivoqué.

No importa. Sigo. Un día
llegó la policía.
No, porque no había.
Llegó nada más que él, 
montado en un corcel
que andaba muy ligero.
Y había un jardinero
que era muy bueno pero.

Después pasaba algo
que no recuerdo bien.
Quizás pasaba el tren.

Pero lejos de allí,
la Reina en el Palacio
jugaba al ta te ti,
y dijo varias cosas
que nos las entendí.
Y entonces.

Me perdí.
Ah, vino la Princesa
vestida de organdí.
Sí.
Vino la Princesa.
Seguro que era así.

La Reina preguntole,
no sé qué preguntó,
y la Princesa, triste,
le contestó que no.

Porque la Princesita
quería que el Marqués
se casara con ella
de una buena vez.
No, no, así no era, 
era al revés.

La cuestión es que un día,
la reina que venía
dio un paso para atrás.
No me acuerdo de más.

Ah, sí, la Reina dijo:
-Hijita, ven acá.
Y entonces no sé quién.

Mejor que acabe ya.
Creo que a mí también
me llama mi mamá.